Una pareja de jóvenes calafateños, beneficiarios de las viviendas que entregó el municipio en 2015, se reunió con el Intendente Javier Belloni para ceder la casa porque migrarán a Santiago del Estero.

Matías Villegas y Raquel Moyano son un matrimonio de El Calafate que tiene dos hijas, de 4 y 1 año. En 2015 fueron una de las familias a las que desde la Municipalidad de El Calafate se les pudo cumplir el sueño de la vivienda propia en el barrio Calafateños. Esta mañana, se presentaron para explicarle al jefe comunal que dejarán la ciudad por motivos particulares y que sintieron la necesidad de devolver el inmueble, que ahora podrá asignarse a otra familia.

“La casa la pudimos disfrutar muchísimo, pero siempre supimos que estaba la posibilidad de irnos en algún momento. En el ínterin siempre trabajamos, cumplimos con la cuota al día, porque cuando te dan la casa te la entregan junto a un contrato que te da la pauta de cómo manejarte con la vivienda” expresó Matías. “En base a eso tomamos la decisión de entregar la vivienda porque nos vamos, y la casa la puede utilizar alguien que también la necesite, como nosotros en aquél momento”.

La familia tuvo presente todo el tiempo que según lo dicta el convenio, el inmueble no se puede alquilar ni dejar al cuidado de otras personas “porque se supone que si te dan la casa, es porque uno la necesita. Si uno se va, es porque ya no la necesita más. Parece algo lógico y obvio. Esa es la única verdad y nosotros fuimos enseñados también de esa forma. Nosotros nos basamos en la Biblia y ahí también nos enseñan a ser honestos, a ser sinceros y manejarnos de forma transparente” aclararon los jóvenes.

En ese sentido Matías Villegas contó “aunque parezca una locura, mucha gente nos trató mal por tomar esta decisión. Nos decían que nos hiciéramos los distraídos, pero hay mucha gente que necesita. Tendría que ser lo normal. Obviamente me gustaría que esto pueda servir para que alguien más pueda tomar una decisión similar, correcta, como debe ser. Una de las cosas que dice la Biblia es que ‘si de gracias recibimos, de gracia damos’”.

“Yo sé que ahora la Municipalidad se va a encargar de asignar nuevamente la casa, y le dije a Javi que nosotros conocemos como se manejaron con nosotros y que por eso estaba tranquilo, y que correspondía lo que nosotros hacemos ahora. Porque justamente tenemos que corresponder a lo bueno que nos dieron a nosotros”.

Recent Posts
A %d blogueros les gusta esto: